24 noviembre 2007

LA EDUCACCIÓN DE LUCÍA CAP. I

Implicado como estoy en la educación pauleña de mi hija, y en vista de que aun no es capaz de entonar la segunda parte del Himno de San Sebastian con una dicción inteligible, me he propuesto seguir los ejemplos que hicieron de nuestra infancia una etapa feliz, llevando a convertirnos en lo que ahora somos, unos 'juas' de provechos. Después de mucho reflexionar he llegado a la conclusión de que a mi hija, con 5 meses y medio, le resulta imprescindible aprender a montar en burro. No he podido aplazar por más tiempo la ha adquisición de este vital conocimiento para que se haga una mujer de pro, preparada para la vida moderna. Por cierto, ya ha formalizao relaciones este maromo de 3 años que veis con ella y que se llama Alvaro. No hay nada que le guste mas a las mujeres que el que las lleven a pasear en un buen vehículo.

 

3 comentarios:

Arwen dijo...

Ayyyy ese papi con la baba caida, jajajaja. Normal, jajaja con una niña tan guapa y tan pequeñita si es que así son una maravilla, luego crecemos .... jajaja. Bueno pa el próximo viedo que salga Marta en imagen y que salude pa que la veamos aunque sea por video. Un besico pa los tres.

Nako dijo...

Jajajajajaja.
Se la vé contenta ahora que tiene el carnet de guiaora de burros. Menos mal que no se ha espantado porque si no......... Os la rucia rapidamente. Aaaaaaaaaaarrrrrrrrrrrreeeeeeeeeeee, se le ha oido decir.
Besos para Zafra

TRAKE dijo...

cuando tenga las lentejas en las eras sus aviso pa trillarlas....