05 diciembre 2007

Bielorrusia

Esta vez si que si, a la segunda fue la vencida y conseguí entrar en Belarús o Bielorrusia (son oficiales los dos nombres en español). Siento no poder enseñaros todas la fotos porque hubo un pequeño error con la cámara los primeros días y muchas desaparecieron. Cosas que pasan.

El caso es que el jueves tempranito cogí un tren camino a Varsovia, a las 6 de la mañana para ser más exáctos. A las 9 me encontraba allí con un sol y un frío de puta madre. Dejé mi maleta en una taquilla y mochila al hombro me fuí a visitar cosas de la ciudad que quería ver. La verdad es que el tiempo acompañó ese día. A las 2 estaba delante de la puerta de la embajada y hasta las 3 no abrieron las puertas asi que estuve esperando allí una horita buscando algun rayo de sol, que los había, pero calentaban menos que un rayo de luna. Ahora entiendo porque cuaja tan rápido aqui la nieve si tampoco hace tanto frío. El caso es que me dan por fín mi pasaporte con mi visado allí pegadito en una página, me tomo una cervecica con un amigo granaíno que vive este año en Varsovia y a las 8 cojo mi tren destino Minsk. El tren, ruso, la verdad es que estaba bastante bien. La azafata que nos atendía estaba aún mejor, estos rusos saben vestirlas, jejeje. El camarote era de 4 personas, 1 polaco y 2 bielorrusos, madre (sesentipico años) e hijo (cerca de la treintena) que se portaron de puta madre a la hora de las traducciones... más que nada porque en la frontera había que declarar que llevabas dentro de la maleta y estaba todo en bielorruso nada más. A parte, la conversación fue interesante, aprendí bastante de la historia de esos lares. Una vez pasada la frontera ocurre como cuando sales en tren de España, cambia el ancho de vías. Aun no se por qué en la península ibérica elegimos en su día el ancho de vías ruso y no el europeo... y la decisión no se tomó en época de repúblicas... El caso es que con suma delicadeza rusa cambiaron a base de hostias las ruedas y desde ahí hasta entrar en Minsk no recuerdo nada más porque caí rendído en mi litera.

Una vez llegado a Minsk tuve que esperar un momento a mi amiga Olga (si, tambien se llama Olga, asi no hay motivo a error). Desayunamos por allí y nos fuimos a la casa que había alquilado para mi. Y a visitar la ciudad... asi que para eso os enseño mejor las fotos supervivientes.



Esta es Olga, en uno de los parques de la ciudad en pleno centro.



Aqui estoy yo en una pequeña isla en medio del río. El pequeño casco histórico al fondo.


Esta es una figura que si la tocas te trae suerte... ¿veis exáctamente lo que hay que tocar? (y digo yo, ¿será por eso lo de Alberto? :P. ¡Es broma! ¡Un beso Albertico!)


Aqui esta la pobre con su diccionario de ingles para intentar hacerse entender. Mi polaco sigue siendo muy bajo aunque ella en ningun momento intentó hablarme en polaco.


La plaza de la Victoria. Cerca de esto es donde yo tenía el piso. Una pena que se perdieran las primeras fotos porque tanto la decoración de la plaza como en el vértice del obelisco es de simbología comunista. Esta guapo eso de ver la hoz y el martillo o la cara de Lenin por todos sitios y saber que ya no continúan con eso. Lo intentaron, se equivocaron, y estan orgullosos de ello. De los errores se aprende.


Esta es otra zona ¿verde? de la ciudad. Como veis los patitos tienen dos pares de cojones para estar metidos en el agua. Hay zonas donde está congelada y los veías andar sobre el hielo. Pero como os digo, la temperatura no era más baja de dos o tres grados bajo cero... pero tampoco más alta.


¿Y que hace un barrendero durante el invierno? Pues ahí los teneis trabajando como campeones.


Y esto si que me sorprendio. Un balonazo del Moi en estas condiciones tiene que ser peor que una amputación de una pierna.


Más paisaje urbano. La nieve la verdad es que no es un problema a la hora de moverse. Lo es más el hielo, pero como el sol no calienta no es hielo humedo y resbaladizo, es como cuando sacas cubitos del frigorífico y se te quedan pegados a los dedos, asi que para nada es un impedimento. De hecho ahora aqui no hay nieve y, mientras haya sol bien, pero cuando vuelva a caer algo del cielo, prefiero mil veces que sea nieve.


Esto es de lo poco que se puede fotografiar en cuanto a edificios públicos se refiere. Es un auditorio que hay en frente del parlamento (lo de en frente es un decir porque hay un parque por medio). La verdad es que es una pasada... es más grande de lo que aparenta la foto, allí todo lo hacen a lo grande. Una pena que la decoración de navidad no la tuviesen del todo terminada y lista... pero tenía buena pinta. Y como os digo, a los edificios públicos no se les pueden hacer fotos por motivos de seguridad. Y teniendo en cuenta que no hablo ni papa ni de bielorruso ni de ruso, preferí no intentarlo siquiera.


Bueno, esta es la biblioteca nacional, más conocida como La Estrella de la Muerte. Era uno de los ejemplos de arquitectura moderna que quería ver allí aunque desgraciadamente la seguridad no me dejó pasar más allá del recibidor. Tiene alrededor de 20 o 25 plantas de altura, con espacios abiertos en el interior y con zonas con suelo de cristal donde puedes andar como si volaras sobre alturas de más de 15 metros (quería experimentar lo que se siente, pero seguro que no tiene que ser nada agradable pensar que andas sobre vidrio y estas viendo la hostia que te puedes pegar como se quiebre). La parte externa, ese poliedro que veis tan fashion, esta totalmente cubierto de luces de colores (no solo las aristas como veis en la foto) y la fachada de noche cambia de aspecto según el motivo, desde colores, banderas o mensajes. Muy interesante la idea aunque no me gusta el resultado final (el Kuursaal de San Sebastian intenta hacer lo mismo de forma diferente y queda más elegante).

De la parte turística por la ciudad siento no poder enseñaros nada más. La verdad es que me sorprendió muy gratamente. La ciudad está muy bien cuidada, es bastante accesible y bastante rápida para moverte. ¡Y muy bonita! Todo muy bien hecho. No tiene mucho que ver si eres turista, pero la verdad es que Bielorrusia, o al menos la capital, es un sitio mucho mejor de lo que yo me esperaba encontrar (los que os esteis preguntando por el genero femenino o masculino deciros que más o menos lo mismo que Polonia). En fin, como os decía, del resto no os puedo enseñar nada más, desaparecieron las fotos, toda una pena porque muchas de las que os enseño estan hechas bajo una espesa niebla que me jodió un par de días. Tambien desaparecieron algunas de alguna fiesta, pero quedaron las de la última noche. Cena en casa y 3 botellas de vodka entre 6 personas. Un señor peo que por suerte con los pepinillos típicos de allí (ogórki) no fue tanto (ni dejó resaca).


Junto a Olga y algunos de sus amigos. La mesa llena y no creo que se llegue a ver, pero una de las botellas que hay en la mesa es de vino ¡¡¡de Valdepeñas!!! Ahora entiendo donde va a parar el vino de tanta bodega... una pena que no exportemos algo de más calidad, pero mejor pensado... así nos lo bebemos nosotros y el que quiera que venga aqui.

La noche avanzaba y la borrachera tambien tambien...


Bueno, y me despido con esta última foto junto a Olga. Despues de eso, dormir 30 minutillos y coger dos trenes durante 14 horas hasta llegar a Cracovia. Despues dormir como un oso en hibernación.

 

6 comentarios:

Arwen dijo...

Tu si que te lo montas bien Manolico, jajaja. Yo voy a pedir que el programa de divulgación científica se amplie a toda europa pa que nos toque viajar por el extranjero jajajaja. Un besico Lolo y disfruta que somos mu jovenesssssssssssssssss. Muack

Nako dijo...

FOLLAORRRRRRRRRRRRRRRRRRR
Al final vas dirigir la version porno de "la vuelta al mundo en 80 dias". En vez de Willy Fog, el protagonista será Lolo Sifreddi. El argumento es facil: Un chaval latino con rasgos agitanaos va tirandose a toda mujer de los paises del este..........

Nako dijo...

Ahora en serio: ESPECTACULARES las fotos tio. Lo que daria por pegarme unos viajecitos por ahi como estás haciendo tu. Aprovecha ahora que puedes, porque cuando empieces a trabajar...... a tomar por culo la bicicleta. Tendrás pasta, si, pero ¿y el tiempo?

elnievas dijo...

aaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhh pajaro..pa ti es la vida ���( y las pajaritas)

TRAKE dijo...

FOLLAOOOLLLLLLLLLLLLLLL las bielorusas tambien estan sordas? que mala suerte, vas a tener que aprender el lenguaje de signos.....


Ponme esta direcccion en mis paginas personales http://www.telefonica.net/web2/antenaspadul/INDEX.html

Alberto dijo...

Julandrooooonnnnn!!!! Lo que no cuentas es lo que hiciste cone se par de rusas eh????

Si es que siempre ha habio clases en este pais.... Pa´tí es la vida!!!